Me gustan los viajes, será defecto profesional, pero disfruto descubriendo edificios interesantes, que en ocasiones sirven de miradores improvisados para observar a iconos arquitectónicos conocidos por todos! Mi marido, en los viajes es el que se encarga de la gastronomía, descubriéndome rincones auténticos que le dan un toque local a nuestra estancia.

Cualquier objeto o situación me sugiere una inspiración para mi nuevo proyecto, no paro de darle vueltas hasta que lo formalizo, pero lejos de ser una carga, para mí se ha convertido en mi modo de vida. Disfruto con ello y con la respuesta que dan, a esa creatividad, los destinatarios.

Me apasiona cualquier motivo de celebración y por eso, me encanta poder poner mi granito de arena personalizándolo!

No hay cosa que me motive más, que una tarde hogareña entre mis papeles, lazos, cintas y demás abalorios. En ese ambiente, puedo saborear un café o asomarme a la ventana pensativa y mi sensación sigue siendo la misma, de disfrute! Por eso, pongo todo mi mimo y cariño a la hora de enfrentarme a un nuevo proyecto, y no ceso en mi empeño hasta dar con lo que busco, algo que haga sentir único al destinatario.

¿Por qué Miss D´talles y por qué su LOGO? 

Hablar de mi, sin duda es hablar de Miss D´talles. Es un proyecto muy personal y con ALMA, del que me es imposible separarme. Por eso, quiero que sepáis algo más de nosotros…


Antes de dar forma a mi SUEÑO, hice mis pinitos en el entorno más cercano. Nunca me ha gustado hacer regalos impersonales así que intentaba sorprender a familiares y amigos con detalles que los identificaran, y de ahí surge el NOMBRE. La frase que más se ha repetido, entre ellos, para definirme ha sido: “…pero que detallista, eres. Estas en todo!”. Por eso, a la hora de iniciar esta andanza, dichas palabras se hacían eco en mi cabeza y terminaron por materializarse en mi propia marca “Miss D´talles”.


Nada es casual en Miss D´talles, todo está pensado y tiene su por qué. Por eso, mientras pensaba en nuestra filosofía de trabajo, si algo tenía claro, era que debía estar a disposición plena de mis clientes, intentando cumplir sus DESEOS al máximo, poniéndome en su propia piel y ofreciendo productos y servicios ÚNICOS. Al hablar de DESEOS, la imagen del LOGO comenzó a ser una realidad.


Por todos es conocido, el bello espectáculo visual que causa soplar “un diente de león o abuelito” y la acción instantánea e irrefrenable que te lleva a “pedir un deseo” justo antes de hacerlo, para así despojarlo de sus semillas y que este se cumpla! Pues bien, el LOGO, de Miss D´talles, es mi propia interpretación de esta flor y vosotros sois los que “pedís un deseo”! Así que a desear, miss d´tallosos, que no nos paren!